Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de su interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta nuestra política de cookies.

Estampación en caliente


Estampación en caliente, sinónimo de confianza

En Estel, grupo empresarial con más de cuarenta años de experiencia en el sector metalúrgico y en la fabricación, estampado y procesado de componentes y piezas a nivel industrial, poseemos más de 2.500 m2 de fábrica con maquinaria especializada y personal cualificado, dispuesto para cumplir sus peticiones y adaptarse a sus necesidades. Algunas de las funciones que Estel le puede ofrecer son:

    Fabricación de piezas

  • Producción de series pequeñas y medianas de piezas y componentes de diferentes materiales bajo petición. Ofrecemos diferentes procesos de estampación, tanto en frió como en caliente. Los procesos de estampación incluyen materiales como el latón, el cobre o el aluminio.

  • Fabricación de piezas desde 0,30 gr. a 6 Kg, según peso de los materiales. Los materiales más solicitados para el estampado y la fabricación de piezas suelen ser el aluminio, el cobre y el latón.

  • Estampación en caliente

  • Estampación en caliente de varios materiales: latón, aluminio, cobre (metales no ferrosos) y aleaciones especiales. Este tipo de estampación se realiza con el material a una temperatura mayor que la de recristalización. Por ejemplo, en el caso del hierro, el calor se debe elevar a 910ºC. El producto obtenido tiene menor rugosidad y precisión dimensional que cuando se trabaja en frío, pero tiene sus ventajas ya que en caliente se pueden generar mayores deformaciones. Nuestro proceso de estampación en caliente garantiza una calidad superior, generando piezas de alta resistencia y durabilidad con metales ligeros, provechosos y no corrosivos. A continuación, presentamos algunos datos de valor sobre nuestros distintos procesos de estampación:

  • Estampación de latón: se trabaja a temperaturas superiores a 700º, con moldes debidamente lubricados para su fácil manipulación. Debido a su mayor facilidad de uso y optimización, este proceso ha sustituido a la fundición clásica. Usar latón tiene muchas ventajas en los procesos de estampación: es un material altamente reciclable, por lo que se pueden aprovechar todos los excedentes para generar nuevas piezas y reciclar las que ya no tienen un uso. Su alta resistencia a la oxidación le permite ser usado en entornos de alta salinidad o humedad. Además, puede ser manejado fácilmente tanto en caliente, como en procesos en frío. Por último, su alta conductividad y su resistencia extrema frente al desgaste, lo hace en un material perfecto para piezas de alto rendimiento y durabilidad.

  • Estampación de aluminio: utilizada para ofrecer piezas de gran resistencia estructural sin renunciar a la ligereza de este material, que en comparación con el acero, es mucho más ligero. Algunas ventajas del aluminio, son, por ejemplo, su gran abundancia. Esto repercute directamente a su precio, lo que hace Que el aluminio sea una opción económica, útil y funcional. Su vida útil es excepcionalmente larga y puede ser usado durante mucho tiempo sin presentar síntomas de desgaste. Esto sumado a su gran capacidad para ser reciclado, optimizan el proceso de fabricación y de estampado de piezas de aluminio. Su uso presenta diversas aplicaciones: desde el sector ferroviario y automovilístico, hasta el sector industrial, sin olvidar sus aplicaciones en el sector de la construcción y el sector transporte. En Estel nos comprometemos a usar productos de máxima calidad, y la opción de estampado de aluminio es sin duda una gran elección.

  • Estampación de cobre: ya que este proceso se realiza con el material a mayor temperatura que su recristalización, se pueden obtener mayores deformaciones y conseguir la pieza exacta solicitada. El cobre ofrece unas ventajas muy similares a las que ofrece el latón. Es un material muy dúctil, con alta capacidad de conductividad lo que facilita el transporte de carga eléctrica, y con un gran uso y aplicación en un número muy amplio de sectores. Su uso para cableado y otras aplicaciones requiere poco aislamiento en comparación con otros elementos como el aluminio, lo que recpercute directamente en un ahorro para el consumidor. Por supuesto, una de las ventajas del cobre y uno de los motivos por los que muchísima gente lo utiliza a día de hoy es su fuerte resistencia a la corrosión. No solo esto, sino que suele ser utilizado como elemento bactericida, lo que dota a este material de unas cualidades sanitarias impresionantes. Por último, su baja necesidad de mantenimiento y su alta resistencia, hacen del cobre un material perfecto para realizar el proceso de estampación.

  • Nuestros servicios ofrecen a los clientes la posibilidad de entrega de piezas totalmente acabadas, torneadas, fresadas, tratadas con calor, pulidas y cromadas gracias a que disponemos de prensas y otra maquinaria especializada en la estampación y modelado de chapas de cobre y aluminio. Nuestros procesos y materiales de primeras calidades garantizan productos con brillos característicos, alta durabilidad y completamente funcionales para poder satisfacer sus necesidades.

  • Garantía de calidad con nuestra estampación en caliente

  • Fabricación de piezas de aluminio y piezas de cobre con los métodos de la estampación metálica en caliente o en frío (superando o no superando la temperatura de recristalización del material respectivamente), según la petición de proceso y material. Cumplimos rigurosamente con la entrega de pedidos de nuestros clientes en tiempo record. Con Estel, conseguirá piezas con un acabado de primera calidad en un tiempo reducido sin renunciar a la funcionalidad del producto terminado.